miércoles, 29 de febrero de 2012

Amor

Ojalá te encuentre de nuevo,
en el desierto tan
seco de sesos y corazones crudos, tan seco de sangre arterial, roja, latente y de a chorros. Estoy más flaco, más viejo y un poco más zombie. Las radiaciones mortales hicieron jirones mi piel, mis nervios, mis dedos a hueso crudo, duro y blanco.
Vos, sin embargo, tan linda en tu putrefacción.

martes, 21 de febrero de 2012

Qué pensarás, imagino...

Mirando tus ojos redondos infinitamente y secos por siempre.


¿Necesidad de cariño, tal vez un abrazo?


¿Qué imaginarás? ¿Verdes colinas y hamacas imperturbables?



¿Sabrás acaso que todos te quieren?


Que yo especialmente te quiero, hermanita, en aquella,


la redondez excluyente de tus ojos secos.
Soy calavera.
Amame que soy la puerca calavera verde de tu peor sueño.
¡Tóxica tu muerte! ¡Tóxica latente! lenta y putrefacta.
Azul y colorada con la boca llena de cáncer. 
¡Soy tu muerte calavera!

sábado, 11 de febrero de 2012

Poema tarado


Mis lágrimas de cristal cuestan mucho más que las tuyas de lagarto.
Salen con sangre de mis parpados desgarrados
     y cortan,
profundamente,
mis mejillas, dejando cicatrices profundas al pasar los años.

martes, 7 de febrero de 2012

Invocada

Cortarme por la autosatisfacción de verme morir.
Soy yo, no tenés nada que ver
La navaja dice mi nombre y mi mano lleva tatuada tu nombre
Cortame y entrá en frenesí con mi puta sangre.

viernes, 3 de febrero de 2012

Poema.

Escribo porque se me canta el orto.
Se me canta canciones tristes.
El traste más triste....
Me llora el orto.
No se ríe ¿qué le pasará?
Antes me reía a carcajadas.
Hoy tengo el culo triste...
Me lamento mucho.
No sé que será de los ojetes depresivos.
¿se irán al cielo? Volando en bandadas de culos voladores.
Mi culo triste. No llores porque yo te quiero. Triste.
Será sueño, un descalabro temporal en medio de pura sincronía
un animal espontaneo derramando un poema
un mundo huérfano de todo hombre
un absoluto desastre
una simple rosa
un paisaje eclíptico
un ojo lacerado salpicado con sal
un hombre planificado cargado de muchos pesares
un balazo dirigido hacia tu frágil cabeza de cristal, será pura mierda.

Ay canción, que se me cierra el pecho una palabra broncada atosigada entre bronquios una llanteada que ni te cuento, ni te llanto cumpa. ...