Mostrando entradas con la etiqueta Dig a Pony. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dig a Pony. Mostrar todas las entradas

martes, 15 de marzo de 2011

I'm Loco

I'm Loco, vengo de Salerna, donde existen los Salercineros Salerciniantes de los visitantes de Salerna. todos ellos dedicados a Salernizar al desprevenido pasante. Salerna es un lugar rodante, no tiene un sitio estático, no creo que pueda uno venir de un lugar que nunca tuvo un solo lugar, retrotraigo mi introducción: I'm Loco, y solo nací en un lugar de paso por donde anduvo el pueblo rodante de Salerna, en donde ruedan los Salercineros Salerciniantes de los incautos que se encuentran en el paso de Salerna.
Desprevenido a prevenirse, al menos de Salerna, ese pueblo lo lleva todo.
Me caí del canasto donde mi madre Salercinera me cuidaba, ella era Salercinera natural y mi padre un desprevenido más. Miles de veces contaron de como se conocieron, de como mi Padre cayó en desgracia, de como cuestan las cosas, de como son chatas las cosas que arrasa Salerna, y lo que es, solo es eso, lo que es, luego del paso de Salerna no hay pasado. Se lo lleva todo.
Mi caida me propició de una marca en mi mejilla izquierda, era bueno en mi adolescencia contar historias falsas tratando de explicar el origen tonto de esa marca, las mujeres caen fáciles ante los galanes de historias que mienten. Los salercineros Salerciniantes se valen de las mentiras para llevarselo todo, las enseñan en la escuela y en el hogar, y las demuestran a la hora de saquear.
Se lo llevan todo, lo todo siempre es invisible, lo todo muchas veces es ignorado, lo todo es lo más valioso que un Salercinero Salerciniante puede quitarte, lo todo nunca pasa de largo para los que lo buscan.
I'm Loco sin tierra, desterráronme: motivo: raro caso de raro bicho, puede pudrir manzanas. Mi sospecha de real motivo: ya no quería mentir.
No hay descenlace, i'm Loco, solo Loco escribiendo de Salerna y sus Salercineros que se lo llevan todo. 

Ay canción, que se me cierra el pecho una palabra broncada atosigada entre bronquios una llanteada que ni te cuento, ni te llanto cumpa. ...