Mostrando entradas con la etiqueta Julia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Julia. Mostrar todas las entradas

martes, 15 de marzo de 2011

4 AM la hora de las brujas.


142fc496eac1104b24ae30fdcb1cffa1.12514889379
A esta hora de la madrugada sin mucho que hacer pero re pila por el puto insomnio que tengo juntado con el granel de fobias que poseo (hoy, mañana ya no tengo más), no encuentro mejor manera de matar el tiempo haciendo :esto: descontando que me van a tildar de drogón y fasetete, o tal vez no, no sería novedad que sea lector alguien de mi estilo, reservo mi imagen para mis letras, y a las letras las guardo en mi bolsillo, a menos claro que exista el medio (que por suerte no existe aún) para que mientras lean esto me vean, con mi remera de Marley desteñida completamente y mis pantalones marca jipi manchados con lo que espero, el mejor de los casos, sea fernet, digo el mejor porque las noches de los fines de semana son unas serias lagunas mentales para mi, todo por culpa del alcohol, el alcohol es malo, alejaos de las drogas, son asuntos sucios.

Bueno a ver, reviso lo que escribo y va bien, al menos hice un parrafo de algo, hay tanta gente que ni eso hace, hablando de eso, tomemos al amor, ¿que mierda que ya no se valore no, señora Legrand? -Sí querido, sí. Es decir, ¿ya nadie valora un abrazo acaso? o un te quiero esporádico y autentico en cualquier momento y lugar, no digo que sea uno de esos que a cada rato lo dice, hasta estando en el baño, pero más o menos lo demuestro de la manera que puedo y sé, no pidan mucho, con la economía como está ¿qué más querés? ¿pan? Después de que te cansas encima esperan que les respondas un mensaje en el que te dicen "te extraño", bueno si tenés amor para dar ahora comprate un perrito, ahora ya es tarde para darmelo a mi, en fin, ¿me pasás el bong? gracias. Prosigo, el sábado típica fiesta de disfraces de la que ¡oh sorpresa! no terminé abrazado al cordón, me vestí de rastafari, pero no tenía rastas, así que era un rasta caretón (?. Usaba la misma remera que tengo ahora, sí, sí la de Marley, la que se destiñe, y adiviná cómo tengo la espalda, toda verde, yo creo que soy un Hulk del tercer mundo, por el tema de mi flacura, preocupante, pensaba que con la lija que me daba el faso me iba a recuperar el peso perdido pero no, bah, es medio difícil igual, teniendo en cuenta que fumo solo los findes y antes de entrar al boliche. Me agarra la lija a las 4, por ahí. Cuando salimos solo nos queda el Mc Donalds del orto ese que te atiende cada uno... (el autor no se hace responsable de que algún lectoreto noble y honrado que trabaje en el Mc se sienta ofendido, en tal caso figurensé que en vez de Mc Donalds dice Burger). A todo esto se agrega que tenés que comerte una re cola en el auto de tu amigo hasta que una chica amable pero con una cara de "la puta que lo re mil pario no puedo salir porque tengo que laburar" te diga "¿que queré'?" y vos le decís con lo mínimo de conciencia que te queda y con todo el arte del balbuceo "u' bigmá" y la forra, porque es el único divertimento que tiene en toda la noche, te dice "disculpá, ¿me podés repetir?" ¡MENTIRA! ¡no lo habrás escuchado clarito pero que lo entendiste lo entendiste! En fin llega el momento deseado de calmar el tigre que ruge en vos, en esa hamburguesa que le chorrea todo el ketchup que imagines, porque así sos en pedo y fumado, no te importa la presión arterial.
 

Llamadlo desahogo o como queráis de yapa un pequeño muestrario de mi cabeza:


-Che tenés un cogollo que te sale de la oreja.

-¿Qué?

-Sí boló, un cogollo.

-Ja, está bien, dejalo, ya va a salir. Che, Carla, ¿cómo anda?

-Ahí, viste... superando la situación.

-Ostia un negro!

-¿'onde?

-¡Este negro!

-Siempre el mismo chiste boludo vos..

-Bueno no te enojes picarón, dale, me decías de Carla, como la está pasando después del tema de la... vos sabés..

-Y como el orto la está pasando, perder una teta es un re bajón, vos podés decir... puede ser peor, o que por ahí no lo sienta tanto debido al hecho que le quedan 3 más. Pero una teta es una teta, acá y en donde se te ocurra. La teta es sagrada.

-Y sí, imagino, pobre, pero sabés que haría yo? me sacaría una más, para que quede como las otras chicas ¿viste?

-Umh, pero acordate que ella tiene las tetas en la espalda.
 

Ay canción, que se me cierra el pecho una palabra broncada atosigada entre bronquios una llanteada que ni te cuento, ni te llanto cumpa. ...